¿Qué es la Profilaxis Dental para Mascotas? Entérese en qué Consiste

Septiembre 06, 2018
Odontología veterinaria en BogotáLa higiene bucal no es solo un hábito indispensable para las personas, sino que esta rutina se extiende también a las mascotas, siendo uno de los cuidados primordiales que tenemos que proporcionar a través de la odontología veterinaria en Bogotá para preservar su salud integral.

La profilaxis dental para mascotas es un procedimiento de limpieza bucal profunda que es realizada por un médico veterinario, con el propósito de eliminar la placa y el sarro dental causante de las enfermedades periodontales y la gingivitis.

Los dientes de las mascotas, específicamente los perros y gatos, tienen una composición muy definida: son piezas de consistencia dura que en algunos casos son de color blanco o ligeramente amarillentos, de forma puntiaguda y con una leve inclinación, esta particular disposición tiende a que no sean propensos a sufrir de caries.

En las mascotas (perro o gato) adultas, la dentición definitiva está formada por 42 piezas en total: 12 incisivos, 4 caninos, 16 premolares y 10 molares. Cuando nacen, los dientes temporales o de leche comienzan a aparecer poco a poco a partir de los 15 días de vida. Luego de los tres meses y medio, irán perdiendo los dientes de leche para ser sustituidos por los dientes permanentes, que culminan de brotar al cumplir un año.

Gato en odontología veterinaria en BogotáLas mascotas recogen a diario bacterias que entran a su organismo a través de los alimentos que se van alojando en sus dientes, siendo esto motivo de una constante revisión y exploración de sus alrededores para detectar los problemas que puedan afectarlos, como el mal aliento, acumulación de sarro, formación de placa, posibles traumatismos, tumores orales, infección de las encías o caída de piezas, hasta detectar problemas de salud en general que muchos se derivan de la falta de higiene bucal.

Uno de los principales problemas orales que presentan las mascotas es la formación de una capa alrededor de los dientes llamada placa dental, que sucede cuando los alimentos se acumulan en la boca y generan gérmenes. Si esta placa no se elimina con una limpieza periódica, se endurece hasta convertirse en un depósito amarillento conocido como sarro. El sarro favorece la multiplicación de bacterias que, si no se eliminan a tiempo, provoca problemas en las encías (gingivitis), cuyos síntomas son la halitosis (mal aliento), inflamación y sangrado de las encías, roturas o pérdida total de dientes, exceso de salivación y hasta pérdida del apetito.

Este proceso avanzado de formación de cálculo dental da paso a las enfermedades periodontales, que no es más que la inflamación provocada por la acción de los agentes microbianos hacia toda la estructura que sujeta el diente: encías, hueso alveolar, ligamento periodontal y el cemento que recubre la raíz de la pieza. Entre los síntomas de la periodontitis están la pérdida de fijación dental (a través de bolsas periodontales mayores a 3 mm en perros y 5 mm en gatos), recesión gingival (encías retraídas), así como dientes móviles por pérdida de hueso alveolar, que pueden ser detectados a través de una radiografía.

Esta patología es tratada a través de una limpieza correctiva, realizada por un médico veterinario con la ayuda de un equipo de ultrasonido e implementos manuales, que permite eliminar el sarro y la placa que se haya formado alrededor de cada pieza dental. Esta técnica se realiza bajo anestesia, previa la realización de exámenes preanestésicos, con el fin de evitar que el perro o gato realice cualquier movimiento o reflejo brusco, como respuesta al dolor que pueda sentir en las encías dañadas, e interrumpir el trabajo del veterinario. Posteriormente, se le indicará tratamiento médico con antibiótico, en caso de ser necesario, no todas las profilaxis necesitan antibiótico y sólo debe ser prescrito por el médico tratante.Perro en odontología veterinaria en Bogotá

Seguidamente al tratamiento de limpieza profunda, el veterinario (junto con el propietario de la mascota) realiza un programa de higiene oral preventivo, que consistirá inicialmente con el frotado regular de los dientes, cubriendo el dedo con una gasa impregnada con crema dental o un enjuague bucal de uso veterinario.

La limpieza preventiva se hace en casa, tomando cuidadosamente el hocico y con el dedo índice y pulgar se separan los labios hasta que los dientes queden descubiertos, luego frotar la parte exterior con movimientos suaves, tratando de llegar hasta las muelas y los caninos, porque en estas piezas se acumula más el sarro. Es recomendable que, después de realizar el cepillado, dar un premio a la mascota para reforzar esta conducta. Es significativo que este tipo de limpieza se inicie entre los 6 y 8 meses, cuando el perro o gato cuentan con la dentadura completa y es el momento propicio para que se acostumbre a este hábito.

Riesgos y Enfermedades Derivadas de la Falta de Higiene Oral

El descuido y la falta de atención hacia la salud bucal de las mascotas pueden desencadenar consecuencias fatales en la salud general del consentido de la casa. Enfermedades asociadas con patologías cardiovasculares producidas por las bacterias que se encuentran en la boca propagan endotoxinas que pueden afectar el endotelio vascular, que es el tejido que recubre internamente los vasos sanguíneos y el corazón.

Gato pequeño en odontología veterinaria en BogotáMientras más severa es la enfermedad bucal, aumenta la probabilidad que la infección se extienda hacia el sistema sanguíneo de la mascota y esta a su vez afecte a otras partes del cuerpo, como las amígdalas, pulmones, estómago o riñones, entre otros.

De igual modo, una mala higiene dental en las mascotas puede ocasionar tumoraciones en la boca, que pueden tornarse en afecciones malignas, mientras que la proliferación de caries dentales, aunque no son comunes en las mascotas, pueden surgir como consecuencia de la rotura de las piezas dentales.

Sugerencias Para la Salud Bucal de las Mascotas

  • Realizar cepillados 2 o 3 veces por semana, utilizando cepillos suaves o dedales y pasta dentífrica de uso veterinario. Nunca cepillar con pasta dental que contenga flúor, ya que esta sustancia es nociva para la salud de los perros y gatos.

  • Realizar un plan de entrenamiento progresivo de higiene bucal para tu mascota, adaptando el ritmo hasta llegar a una frecuencia que permita lograr una protección óptima. Esto permitirá habituar a la mascota a los sabores de la crema dental, uso de spray, enjuague bucal y otros productos.

  • Visitar al médico veterinario una vez al año para la revisión profunda de la cavidad oral.

  • Suministrar un programa de alimentación balanceada; la dieta seca es la más apropiada para prevenir la acumulación de placa bacteriana.

  • Consulta en odontología veterinaria en Bogotá
  • Evitar que la mascota juegue con objetos duros que puedan lesionar los dientes, como madera y piedras, en este caso los colmillos y los tejidos blandos son los más afectados.

  • Proporcionar juguetes masticables saborizados, como los de cuero o de goma.

  • En caso de que la mascota sea adulta, no tiene hábitos de limpieza dental ni accede que sus dientes sean limpiados, existe la opción de utilizar enjuagues orales y aerosoles, que ayuden a prevenir en parte la formación de placa bacteriana o el mal aliento.

  • Finalmente, una adecuada higiene bucodental debe formar parte de los cuidados básicos de su mascota, así evitará molestias y problemas de salud.

Si observa que su mascota presenta inflamación de las encías o síntomas de gingivitis, es hora de comunicarte con Clínica Veterinaria Dogtor a través de sus números telefónicos +57 1 2215535 o llenar el formulario de contacto para obtener más información sobre nuestras promociones. Estaremos complacidos de atender a su mascota.